Los libros viajeros

Saint Jean de Monts es un pueblo costero de Vendée, Francia. Tuve la dicha de vivir allí y de comenzar a descubrir la otra Francia, una muy diferente a la que los medios, las películas, los libros, me mostraban más allá de sus fronteras.

Caminando por sus calles, descubrí lo que para mí era una novedad. Una muy pequeña biblioteca en el “Jardín de la Legión de Honor”, rodeada de flores, árboles y pequeñas casas para insectos y aves.

Si este espacio de lectura persiste por décadas, pasará a ser una reliquia. Hoy, casi lo es ya que estamos imbuidos en un mundo donde la tecnología manda y el libro electrónico quiere hacerse paso.

Particularmente, amo tocar el papel, pasar las páginas, subrayar los libros y releerlos una y otra vez. Aquí no se puede hacer eso, pero sí puedes tomar un libro y dejar otro. Y, por supuesto, devolverlo, ya sea en la casilla donde lo tomaste o en otra de estas pequeñas bibliotecas públicas alrededor de Francia.

Para mí es algo totalmente nuevo. Para los franceses no.  Hay tres pequeñas de estas cabinas de madera para leer en Saint Jean de Monts. Pero un sinfin en otras villas y pueblos (o playas). Pueblos donde a lo mejor consigues solo una panadería, pero no falta una “biblioteca”.

El concepto es simple: compartir, intercambiar y, sobre todo, se basa en “civismo”, en la confianza de que vas a seguir las reglas.  Todos pueden depositar libros o revistas (en buen estado y simplemente por el placer de leer). Es gratuito y tienes acceso los 7 días de la semana y las 24 horas del día.

“Depende de usted: puede elegir los libros para ofrecerlos, examinarlos, llevarlos a casa, guardarlos para siempre o devolverlos, o dejarlos en otro lugar. ¡Pero no se olvide de leer!”. Es el recordatorio que se hace en la web de Saint Jean de Monts.

El diseño de las cabañas está a cargo de la ciudad. El departamento de espacios verdes los construye con materiales de recuperación sostenible. Todos son diferentes y están hechos de acuerdo a su ubicación. La Biblioteca principal de la ciudad los alimenta, además de los lectores.

¿Tienes algo parecido en tu ciudad o pueblo?.Dinos dónde y cuéntanos tu experiencia. ¿Qué HABÉIS leÍDO? ¿Qué libro HABÉIS DEJADO? 

Artículo y fotos de Marita Seara