¿Quieres un mecenas?…Prueba con Patreon

Por Marita Seara

Foto de Boudewijn Huysmans/ Unsplash

No recuerdo cómo llegué a Patreon y mucho menos a Ko-Fi. Seguramente fue parte de la búsqueda de iluminación, esa que necesitamos cuando ya llegamos a un punto en que nuestros ojos se abren a las 3 de la madrugada y no logran cerrarse por el torbellino de pensamientos que habitan en nuestra cabeza. Estos desvelos son los que me hicieron perderme en google buscando respuestas. En esos días estaba por publicar mi primer libro y, para seros honesta, estaba bien cansada. Me había convertido en una mujer maravilla: escribía, diseñaba, corregía, editaba, maquetaba, promocionaba, etc etc etc. Y no era porque me encantara ser toda una super woman (que está muy bien…a veces) sino porque simplemente no contaba con los recursos suficientes.

Hace tiempo que leo sobre crowfunding (o mecenazgo o micromecenazgo o patronazgo…todas estas palabras con las que te encuentras en google) y, aunque me atraía la idea, no terminaba de convencerme porque para poder hacer una campaña, debes también contar con recursos, conocimientos y profesionales que te apoyen.  En la antigüedad, tenías que ser descubirt@ y tropezarte con alguien o con una familia pudiente que financiara tu arte. Podría parecer más fácil ahora por la cantidad de plataformas y recursos tecnológicos, pero pienso que no lo es. Debes ser único, resaltar en esa jungla y lograr que un médici te consiga…Pero si algunos lo han logrado, ¿por qué no yo?

Como tú, estoy comenzando en todo esto. Así que, si consigues ser descubiert@ antes que yo, por favor no dejes de contarme. Pero, mientras tanto, tengo muchas lecturas por delante que quiero compartir contigo.

 

¿Cómo funciona todo esto?

Hablamos de un financiamiento colectivo, de un apoyo a tu proyecto a cambio de algo, de una recompensa. Como bien explica Denise Pontes en Liquid Capital, «los participantes deciden apoyar proyectos porque piensan que estos son geniales, lo cual significa que ellos quieren ser los primeros en tenerlos. A menudo, harán todo lo posible por ayudar a promover la idea entre sus amigos, familiares o aquellos que estén dispuestos a escucharlos en las redes sociales”.

Estoy totalmente de acuerdo. A partir de aquí obtienes seguidores fieles a tus proyectos; es decir, clientes. Velo de esa forma.

En esa madrugada de la que os cuento, tropecé con una página: Patreon, “el patronazgo de la era digital para artistas y creadores de contenido”. Patrons significa mecenas en castellano y en Patreon estamos para buscar mecenas. Personas que amen nuestra creación y que quieran disfrutar de lo que hacemos. Para mí, ha sido un excelente ejercicio porque me ha ayudado a enfocar algunos de los servicios que quiero ofrecer. Ha sido una especie de brainstorming.

Antes de decidir unirme a Patreon, por supuesto, me dediqué a investigar, a ver lo que otros hacían y los éxitos que obtenían. A veces uno se minimiza un poco y piensa “no podré lograrlo”, pero si estás convencid@ de tu talento, ¿por qué no puedes lograr enamorar? En esta búsqueda de madrugada me conseguí con alguien que realmente me enamoró y lo escogí como modelo.  Se trata de un periodista inglés afincado en Málaga. Matthew Bennett y The Spain Report

Tus niveles de membresía

Me encantó porque es muy claro. Sus “niveles de membresía” están muy bien definidos. Pensamos que es fácil. Pero no es fácil ofrecer tus servicios, profundizar en lo que haces día a día, desglosar muy bien lo que ofreces para que los demás te entiendan y se enganchen. Bennett ha sido mi modelo, sabe muy bien vender lo que hace. Porque puedes ser excelente profesional, pero si no sabes venderte, mostrarte…ya sabemos que el éxito no te acompañará.

Así que, una de las claves es la diferenciación, ser único. Y esto solo tú lo sabes. Indaga en ti, en lo que hace, en lo que los demás destacan de ti.

Entre las cosas (que parecen tontas) que me quitaban el sueño eran: ¿y cómo llamo a cada membresía o tipo de colaboración? ¿Qué es lo que me apasiona y cómo hacerlo creativamente? Parte de mi creación de contenido se enfoca en la situación de mujeres y niñas; así que decidí nombrar a cada membresía con el nombre de una mujer valiosa en la historia de la humanidad. Y así comencé….

Lo bueno con Patreon es que estos mecenas o seguidores no te patrocinan un proyecto (que pueden hacerlo si así lo deseas), sino que pueden apoyar lo que haces día a día. Y puedes darle el privilegio de leer primero que nadie lo que escribes antes de publicar, o regalarles tus libros, o permitirles aparecer en los créditos de tus proyectos o, hasta permitir que te aporten temas….

Puedes establecer diferentes niveles de “suscripción” (tiers). Una vez creados, puedes editarlos. Los mecenas, pueden darse de baja cuando lo deseen o pasar a otro tipo de suscripción que ofrezcas.

Pero, debes verla como una vitrina (un canal) en el que muestras todo lo que haces y ofreces. Puedes publicar posts, vídeos, trabajos fotográficos (tu objeto de creación) que tendrán el grado de privacidad que tú decidas. Hay piezas que pueden leer determinados mecenas, pero, pienso que lo ideal es que tengas uno o dos piezas públicas para que conozcan un poco de lo que escribes, lo que creas, lo que diseñas, lo que haces.

 

Ingresos por lo que te gusta hacer

“Cuando lo que haces gusta, es posible que alguien quiera pagar para que lo sigas haciendo”.  Estoy de acuerdo con esta afirmación de Byzness, pero no es tan simple. Hay que hacer más de lo que te gusta. Hay que planificarse, organizarse y tener un plan de cómo vender tus servicios. Hazlo con Patreon. No pierdes nada…y quizá ganes mucho.

Para recibir unos ingresos que te ayuden con tu proyecto, tienes que currártelo bastante. Bennett, por ejemplo, ofrece unos niveles de membresía que van desde 3 hasta 250 dólares por mes. Ofrece una serie de “recompensas” o servicios y mensualmente recibe $3646 de 437 patrons. Como bien comenta Fernando Franco en Byzness, cocreador de El Valle de los Tercos: “Es una fuente mensual de ingresos”.

 

¿Qué tan amigable es Patreon?

Entre los beneficios que se mencionan son: sistema de mensajería con los patrons o mecenas, la facilidad de publicación de contenido y las estadísticas sobre lecturas, likes, comentarios y crecimiento del canal.

Me detengo unos segundos en la publicación de posts. Yo comencé publicando algunos posts directamente en mi canal de Patreon, pero si tienes un blog de wordpress, como es mi caso, Patreon tiene un plugin que instalas en wordpress y cuando creas tus posts en esta plataforma puedes también publicarlos en Patreon eligiendo la privacidad y dentro de qué nivel de membresía lo quieres incluir.

También hay disponible ya una aplicación para Android y para IOS. Allí puedes subir tus posts, comunicarte con tus patreons, recibir notificaciones de nuevos mecenas, etc.

Por otro lado, os quiero mencionar una publicación de Global Investigative Journalism Network (GIJN) muy buena que te habla de las herramientas de las cuales puedes valerte para promocionar tu canal de Patreon o para crear en él. Dale click aquí y accedes al artículo. En este artículo nos menciona herramientas para hacer vídeos, para editar fotos o para hacer infografías. Yo añadiría una que para mi ha sido excelente sin necesidad de pagar ni un centavo. Esta es Canva. Aunque no puedes trabajar aquí los vídeos ni editar fotos, sí que puedes diseñar fantásticos posts para Facebook e Instagram y hacer desplegar tu creatividad para diseñar infografías. Una vez que te familiarizas, puedes crear diseños a partir de plantillas para hacerles totalmente diferentes.

Patreon nace en 2013 en San Francisco.  Jack Conte, un músico no muy conocido,  supongo que se desvelaba también todas las noches. Necesitaba y quería vivir de la música sin acudir a los canales tradicionales. E, indagando, se dio cuenta de que no existía una plataforma en la cual quien quisiera pudiera donar a sus creadores favoritos un aporte de dinero al instante  y por internet. Así fue como nació su aventura. Lee más en este artículo de Xataca. Y te dejo, además este vídeo:

https://youtu.be/wH-IDF809fQ

 

Necesitas tiempo y dedicación. De lo contrario, creo que no vale la pena. Pero, como ya comenté, Patreon es un buen ejercicio para buscar segmentarte, definir tus servicios e ir creando tu plataforma. El caso de Matthew Bennett creo que es un ejemplo. Todo está en comenzar, dedicarte y creo que no solo Patreon te ayudará a conseguir mecenas sino también te ayudará a captar clientes…

Y, para finalizar, quiero compartirte mi Patreon. Estoy aprendiendo como tú, pero la verdad que me gusta. Debo dedicarle más y en eso estoy…y si te gusta, pues échame una mano y compártela…

 

 

 

 

Nota: 

Fuente de la imagen destacada y del vídeo: Patreon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *