Los libros viajeros

Saint Jean de Monts es un pueblo costero de Vendée, Francia. Tuve la dicha de vivir allí y de comenzar a descubrir la otra Francia, una muy diferente a la que los medios, las películas, los libros, me mostraban más allá de sus fronteras.

Caminando por sus calles, descubrí lo que para mí era una novedad. Una muy pequeña biblioteca en el «Jardín de la Legión de Honor”, rodeada de flores, árboles y pequeñas casas para insectos y aves.

Si este espacio de lectura persiste por décadas, pasará a ser una reliquia. Hoy, casi lo es ya que estamos imbuidos en un mundo donde la tecnología manda y el libro electrónico quiere hacerse paso.

Particularmente, amo tocar el papel, pasar las páginas, subrayar los libros y releerlos una y otra vez. Aquí no se puede hacer eso, pero sí puedes tomar un libro y dejar otro. Y, por supuesto, devolverlo, ya sea en la casilla donde lo tomaste o en otra de estas pequeñas bibliotecas públicas alrededor de Francia.

Para mí es algo totalmente nuevo. Para los franceses no.  Hay tres pequeñas de estas cabinas de madera para leer en Saint Jean de Monts. Pero un sinfin en otras villas y pueblos (o playas). Pueblos donde a lo mejor consigues solo una panadería, pero no falta una «biblioteca».

El concepto es simple: compartir, intercambiar y, sobre todo, se basa en “civismo”, en la confianza de que vas a seguir las reglas.  Todos pueden depositar libros o revistas (en buen estado y simplemente por el placer de leer). Es gratuito y tienes acceso los 7 días de la semana y las 24 horas del día.

“Depende de usted: puede elegir los libros para ofrecerlos, examinarlos, llevarlos a casa, guardarlos para siempre o devolverlos, o dejarlos en otro lugar. ¡Pero no se olvide de leer!”. Es el recordatorio que se hace en la web de Saint Jean de Monts.

El diseño de las cabañas está a cargo de la ciudad. El departamento de espacios verdes los construye con materiales de recuperación sostenible. Todos son diferentes y están hechos de acuerdo a su ubicación. La Biblioteca principal de la ciudad los alimenta, además de los lectores.

¿Tienes algo parecido en tu ciudad o pueblo?.Dinos dónde y cuéntanos tu experiencia. ¿Qué HABÉIS leÍDO? ¿Qué libro HABÉIS DEJADO? 

Artículo y fotos de Marita Seara

El convento de las naranjas

Foto: Marita Seara

Por Marita Seara.- Las naranjas más deliciosas que hemos probado han sido en Portugal, específicamente en el Convento de Nossa Senhora da Saudaçao. Todavía hoy mantengo en mi mente los rincones de ese convento, uno de los más hermosos que he visto. Aún cuando estaba en remodelación, algunas puertas estaban cerradas, andamios adornaban los recintos y algunos mensajes de “cuidado, no pase, peligro de derrumbe” nos iban deteniendo en algunos de nuestros pasos…lo que vimos nos transportó, nos deleitó y nos pedía a gritos: quedaos.

Muy poco encontré de la historia de este monasterio de clausura femenino, en su tiempo bajo el mandato de la orden de Santo Domingo. Data del siglo XV, pero pasó por varias transformaciones y ampliaciones hasta el siglo XIX. En 1876 murió la última monja del convento. Dos años después fue ocupado por Lar de Infância Desvalida.

Foto: Marita Seara

Lo que hace mágico este lugar, no solo es el convento sino el conjunto dentro del cual está inserto.

Un pueblo de reyes y navegantes

Montemor-o-Novo es el pueblo que alberga este pasado que pareciera perdido, pero que se niega a morir. Llegamos en Vicky; por supuesto. Poco habíamos recorrido de Portugal ya que hacía solo un día que habíamos dejado Badajoz, España, atrás. Manu, con su mapa. Yo ni preguntaba, pues sabía que siempre me asombraría con los pueblos que atravesaríamos.

Montemor-o-novo está lleno de casas blancas, calles estrechas y cuidadas. Quizá no veía mucha gente en sus calles…sólo algunas personas que no quedaban ajenas al paso de nuestro viejo, pero activo Land Rover.

Foto de Manu Delacroix

Esta región llegó a integrar un castro romanizado y, según he leído, posiblemente una fortificación musulmana. Eran tiempos de reconquistas, de luchas cristianas; así que aquí llegó Don Sancho I, a principios del siglo XIII, para recuperar este asentamiento. Efectivamente, cuando llegas a la cima, te asombras con lo que queda de muralla. La colina, perfectamente ubicada, te permite ver kilómetros y kilómetros del valle y, a sus pies, el hermoso pueblo con techos rojos, piedras y paredes blancas que te deslumbran con la uniformidad.

Cuando piensas que sólo verás una muralla, te das cuenta de que hay mucho más. Un castillo, que, aunque en ruinas, te permite imaginar (y soñar) un poco.

Foto de Manu Delacroix

Después me enteré de que se supone que aquí “el Almirante Vasco da Gama finalizó los planes para el histórico viaje a la India (recién decidido en las Cortes)”. Para quienes no lo saben, Vasco da Gama fue un muy conocido navegante y explorador portugués. Forma parte de la era de los descubrimientos, pero él destacó por haber comandado uno de los primeros barcos que hicieron la ruta desde Europa a la India. Sí, hablamos de la Ruta de las Especias. Da Gama había inaugurado una nueva ruta hacia Asia y las islas de las especias, “alternativa a la Ruta de la seda, que desde el siglo II había comunicado el mundo asiático oriental con la cuenca mediterránea y que antes de su expedición dependía del poder turco musulmán”. Bordeando África era una de las más deseadas ya que su destino albergaba riquezas añoradas como la pimienta y la canela. Es así como Portugal comienza a ser considerada una potencia marítima.

Si te interesa saber más de la búsqueda del tesoro de especias (a mi particularmente, me parece fascinante), te dejo este vídeo por aquí:

 

Este castillo tiene más historia. Se dice que jugó un papel predominante en la lucha contra la ocupación castellana (es decir, española) y durante la Guerra de la Restauración que supuso la separación definitiva de los reinos de España y Portugal. A principios del siglo XIX volvió a ser atacado durante las invasiones francesas, pero ya la fortificación y el castillo estaban en un terrible estado a raíz del famoso terremoto de 1755.

En medio de todas esta historia se encuentra el convento, que es fascinante por sus azulejos, por sus murales, por sus columnas, por lo que aún se respira. Vale la pena verlo y quedarse largo rato admirándolo. Nosotros, lo disfrutamos mucho. Esperamos que también vosotr@s.

 

 

Más fotos aquí:

6 mujeres, 6 voces por la igualdad

Por Marita Seara.- No hay medio o red social en el que no me encuentre con comentarios, afirmaciones, citas de mujeres increíbles. No hay día en que haya algo dicho por alguna de ellas que no me toque muy de cerca, que no me haga reflexionar y me impulse a escribir más sobre todo aquello que debemos cambiar y sobre todo aquello que hemos logrado. La sororidad, la lucha por nuestros derechos, la necesidad de ser una voz entre muchas que se van uniendo.

Por eso, hace mucho comencé a escribir sobre ellas, sobre nosotras, las mujeres. Pero es, con motivo del 8 de marzo, Día de la Mujer, que decidí publicar un especial con seis mujeres que desde sus propias trincheras nos hablan de sus experiencias, de sus luchas, de sus logros en el camino hacia la igualdad.

Ley de Cuotas, Permisos de Paternidad, Educación sobre Feminismo, Lenguaje Inclusivo, Trata de Mujeres y Niñas y muchos otros temas son los que conversé con estas increíbles y maravillosas mujeres. Mujeres profesionales, luchadoras y referentes para cualquiera de nosotras. Hablo de Mabel Lozano (cineasta y guionista española directora de Chicas Nuevas 24 Horas y El Proxeneta. Paso corto. Mala Leche), Katharina Miller (abogada alemana-española y presidenta de la Junta Directiva de la European Women Lawyers Association), Susana Reina (psicóloga venezolana y fundadora de Feminismo Inc.), María Martín Barranco (directora de la Escuela Virtual de Formación Feminista y autora española de Ni por favor ni por favora. Cómo hablar de lenguaje inclusivo sin que se note), Nuria Coronado Sopeña (periodista feminista española y autora de Hombres por la Igualdad y Mujeres de frente) y Claudia Calvin Venero (Internacionalista mexicana, fundadora de Mujeres Construyendo y cofundadora de Conectadas).

A continuación les cuento algunos puntos de los cuales hablamos y, al final, podréis descargar mi especial en PDF.

Permisos por paternidad y maternidad

Foto de Jude Beck (Unsplash)

Las políticas para los permisos por maternidad y paternidad en las empresas favorecerán notablemente a las mujeres. Esto es verdad, pero cabe preguntar cuántas empresas los están llevando a cabo, cuántos países y cuántos hombres están tomando esta licencia. En América Latina, por ejemplo, son 16 países los que contemplan la licencia paternal en su legislación laboral, un derecho que se extiende solo desde 2 a 14 días. Pero lo más grave es que la gran mayoría no solicita la licencia ya sea por presiones sociales o estereotipos de género. Como bien comenta Claudia Calvin:

“Mientras las empresas sigan castigando a las mujeres por tener licencia de maternidad y no haya licencia de paternidad obligatoria y que dure el mismo tiempo que dura la licencia para las madres, va a seguir siendo más barato contratar a hombres, aunque no tengan la capacidad que puedan tener las mujeres. Contratar a las mujeres les resulta costoso por las licencias y a los hombres barato porque no las tienen. Y no están necesariamente contratando a los mejores. Los están contratando por ser hombres”.

La Ley de Cuotas y la “silla vacía”

Fuente: Freepick

Alcanzar la igualdad comienza, entre otras cosas, por denunciar y visibilizar la desigualdad. Este es un trabajo que Claudia Calvin y Susana Reina muestran continuamente: ausencia de mujeres en los paneles de eventos importantes de sus países, ausencia de expertas en diferentes ámbitos y de mujeres en las juntas directivas y puestos claves de tomas de decisiones de las empresas e instituciones. Tanto ellas como Katharina Miller hablan de la necesidad de una Ley de Cuotas y obligatoria. Como dice Susana, “por el lado de la voluntad no lograremos nada”.

Y Miller está muy consciente de esto. Esta abogada nos comenta que, en Alemania, en el año 2000 lo intentaron con acuerdos voluntarios. Pero se dieron cuenta que nada de nada, así que en 2014 entró en vigor una Ley de Cuotas.

Pero, “en mi humilde opinión, esta ley tiene dos graves errores: primero, solamente se aplica para los consejos de supervisión (y no la dirección ejecutiva, donde está el poder, dinero e influencia) y la única sanción es la silla vacía. Quiere decir que, si una empresa debe nombrar una consejera y se niega a hacerlo, la silla se queda vacía. He escuchado rumores de que hay consejeros que prefieren que la silla se quede vacía”.

La abolición de la prostitución

Fuente: sitio web El Proxeneta

La abolición de la prostitución es uno de los estandartes de la cineasta española Mabel Lozano y de la periodista feminista Nuria Coronado Sopeña. Ambas desde diferentes frentes luchan por ello. Hace no mucho hubo una polémica que ardía en Twitter. La suspensión de un evento que se realizaría en la Universidad de A Coruña sobre Prostitución o, como se referían quienes organizaban dicho evento, “trabajo sexual”. A este respecto, Nuria nos dice:

“Las compañeras abolicionistas latinoamericanas venían avisando desde hace años que el lobby proxeneta se está infiltrando en lugares como las universidades para disfrazar la explotación del cuerpo de la mujer en algo progresista y feminista. Con la excusa de estos debates, encuentran en los universitarios nuevos puteros a la par que mujeres jóvenes a las que prostituir. Ahora las tasas de la universidad o los caprichos se pagan con la esclavitud de ofrecer el cuerpo como la que ni siente ni padece”.

¿Y abolir la prostitución, significaría combatir la trata? Por supuesto. Parece una pregunta (y afirmación) tonta, pero hay quienes disocian prostitución de trata. Mabel, sabe de lo que nos habla porque muchísimos son los testimonios y experiencias que recopila en su trabajo de investigación para la creación de sus documentales. Firme, nos comenta:

“Yo nunca separo la trata de la prostitución. La trata y la prostitución son dos fenómenos que sobre el papel son diferentes, pero en la realidad van de la mano. No puede haber trata con fines de explotación sexual sin prostitución, pues el destino de las mujeres y las niñas captadas para la trata es ese. No puede haber prostitución sin trata porque ¿de dónde saca mujeres el mercado prostitucional cada día? No vas a los colegios, no vas a las universidades por mujeres. ¿A dónde vas? Vas a captar a las más pobres, a las más vulnerables, a las mamás muy jóvenes, a las mujeres sin herramientas. Son dos fenómenos que van de la mano”.

Pero, parece ser que este mercado prostitucional quiere ampliarse mucho más, como ya Nuria nos ha comentado y por la reciente experiencia universitaria.

América Latina: deserción escolar y feminicidios

Deserción escolar, embarazo adolescente y feminicidio son, a juicio de Susana Reina, algunos de los problemas que acusan gravemente a Venezuela, pero que también calcan la realidad de la gran mayoría de los países latinoamericanos, por no citar los de otras latitudes.

“El más fundamental para mi es la deserción del sistema escolar, que aumenta a medida que se profundiza las crisis. En el caso venezolano es patético. Los padres y madres, cuando tienen escasos ingresos, prefieren enviar a los niños y dejar las niñas en casa porque suponen que, como él va a ser el proveedor, productor y sostén de hogar, es el que debe tener más acceso a la educación. Las niñas solo están para parir y cuidar. Para eso no hace falta estudios. Y, por supuesto, niñas que no estudian perpetúan el círculo de la pobreza”.

El Feminicidio es otro escalofriante problema. México es uno de los países que encabezan la lista y, en el último mes, las mujeres salieron a la calle indignadas y exigiendo justicia y castigo. Y es que solo en lo que llevamos de 2020 (al 17 de febrero) ya habían ocurrido 265 feminicidios. Esto, según la activista mexicana Frida Guerrera. De esta cifra, 20 eran niñas menores de 14 años. Y aquí, cabe mencionar que, según nos cuenta Claudia, en 2019 el gobierno mexicano tenía la intención de modificar el Código Penal, se quería “borrar la figura del feminicidio porque genera muchas ‘broncas’ al Ministerio Público y a las investigaciones” y dejarlo como ‘homicidio gravoso’. “Y nos llevó décadas que se reconociera el Feminicidio”

Nuestro lenguaje es sexista

Si antes me hacía ruido cuando me incluían dentro de “los hombres” o dentro de “todos”, cuando me invisibilizaban, cuando no existía; hoy y, sobre todo, después de leer y seguir a María Martín estoy cada vez más consciente de que nuestra lengua nos excluye. Ya hoy, cuando escribo, lo hago con consciencia de no invisibilizarnos. No digo que sea tarea fácil, porque muchas veces necesitas dar muchas vueltas a las ideas para utilizar un “lenguaje inclusivo”, pero también estoy cada vez más clara de que periodistas, escritoras y escritores y todas y todos necesitamos estar conscientes y aprender a utilizar de la mejor manera nuestro lenguaje. Y así nos lo dice María Martín:

“La lengua es tan sexista como las sociedades, que la creamos al hablar día a día. No podemos pedir al español que no refleje el sexismo que hay en las sociedades de los países que lo hablan. Pero sí podemos pedir, por ejemplo, que el diccionario de la Real Academia Española (y los trabajos correspondientes a Latinoamérica) no reflejen el machismo ―a veces misoginia descarada― de quienes las componen. Ver dónde están esas trampas con el mayor humor posible es la forma de que, quienes tienen resistencias, se abran, al menos, a escuchar”.

A continuación, descubriréis más de estas 6 mujeres increíbles. Lo constatarán una vez que terminen de leer estas entrevistas, un privilegio que me honra. He de decir también que debería erguir un monumento a cada una de ellas. No sólo por su lucha, por su trabajo del día a día por todas nosotras, sino porque respondieron una cantidad enorme de preguntas y en sus respuestas se traspasa su lucha, su sororidad y su compromiso.

Ahora sí! Mi especial de 6 referentes femeninas de nuestra época

A continuación puedes ver aquí el especial que os preparé. En el transcurso del mes de marzo y abril, iré publicando cada entrevista de manera independiente como post y, seguramente, añadiendo más datos de interés sobre los temas tratados como estas 6 referentes. Pero, también iré preparando otro grupo de entrevistas, mujeres que ya tengo en mi perspectiva y que estoy segura os encantará saber de ellas.

Si prefieres recibirlo en tu correo, solo tienes que escribirme a maritaseara@vocesvisibles.com. En el asunto, coloca: EBook Voces Visibles – 6 mujeres. Y, me encantaría me comentaras por qué quieres recibirlo (para algún trabajo en especial, para alguna asociación, porque lees mucho sobre el tema, etc)

Puedes descargarlo aquí: 6Mujeres

VV_6MUJERES_MARITA_SEARA

 

Cómo publiqué en Amazon y no morí en el intento

Por Marita Seara

2019 resultó ser un año un tanto diferente a otros. Un poco convulsionado. Tanto, que tomé la decisión de reinventarme. ¿Cómo? Asumiendo nuevos retos. Y uno era hacer y publicar un libro.

Hace mucho me rondaba en la cabeza escribir un Ebook. Y esta vez, con más intensidad. Pero ¿qué tema abordar? ¿por dónde comienzo? ¿en Amazon? ¿cuánto me costará? ¿cómo lo maqueto? ¿quién me lo diseña?… pero, pero, pero…

La variable que más me frenaba todo el proceso era el monetario. Pero, eso no significaba que no podría hacerlo. Mil preguntas invadían mi cerebro y, para seros sincera, estaba aturdida. Así que me senté y traté de organizarme.

Os cuento a continuación todos los pasos que seguí para poder verlo publicado en Amazon.

Paso 0.99

Si puedo hacer yo misma mi Ebook…¿cómo lo hago?

Podríamos comenzar por el paso 1; es decir, desarrollar nuestra publicación, el tema, los capítulos, escribir…pero no. Hay un paso previo y muy importante.

Antes de comenzar debía investigar cómo podría hacer yo misma mi Ebook. Me preocupaba, sobre todo, el tema de maquetación. No sabía si yo misma podría hacerlo, pero tenía un amigo que era como mi conciencia y me decía: tú puedes, hazlo.

¿Qué hice?

Me uní a varios grupos de Facebook sobre escritura. Aunque mi trabajo era más periodístico, sus participantes tenían la misma inquietud: publicar sus obras. Descubrí un mundo aparte y maravilloso: el de las escritoras y escritores emprendedores que se autopublican. Hay muchos grupos en Facebook, pero sólo uno me encandiló, sólo uno respondió todas mis dudas. Y este grupo es el  El Escritor Emprendedor.

Aprendí muchísimo de este mundo y me aclararon infinidad de dudas.  Fue aquí donde descubrí a tres personas imprescindibles para lograr publicar mi Ebook. Dos de ellas, fueron mis maestras online: Mariana Eguaras y Valentina Truneanu. Y, la tercera,  Ana González Duque, creadora del grupo de Facebook mencionado anteriormente y de la Escuela de Marketing para Escritores, Molpe (Marketing online para escritores).

Molpe tiene cursos muy interesantes y puedes escoger los que mejor se adapten al proyecto que tienes en manos. Para mis efectos, lo que tenía que aprender, me lo brindaban dos cursos: Autopublicación en Amazon (de Mariana Eguaras) y Maquetación en Word (de Valentina Truneanu). Estaba muy muy limitada de presupuesto. Diríamos que escasa, pero tienes la opción de sólo suscribirte un mes, pagar 14,95€ + iva y hacer todos los cursos que quieras (ese mes). Una vez que hagas los cursos, puedes acceder a los que completaste cada vez que quieras y esto es importante. Yo revisé todo el material miles de veces.

Si por cualquier razón no podéis hacerlo, os dejo varios enlaces que os puede ayudar. Pero, primero, busca en Google Cómo publicar un libro en Amazon, por un lado. Y por otro, busca Maquetación en word para publicar en Amazon.

Aclaratoria: yo sólo publiqué en versión Kindle. No publiqué versión en papel (que podéis hacerlo, sobre todo, si es una novela o un cuento).

Enlaces que os van a ayudar:

Con todo esto ya estaba clarísima. Mientras hacía los cursos, iba desarrollando el libro y anotando ideas que fluían a doquier. Necesario una libreta, una aplicación para anotaciones…lo que más uséis, porque son muchos detalles, miles de cosas por hacer y organizar y no podéis perder de vista ninguno.

Paso 1

Mi Brainstorming

Foto de Vale Zmeykov (Unsplash)

¿Qué temas me apasionan y cuáles domino? ¿Qué sé hacer? ¿Qué habilidades tengo? ¿Con qué recursos cuento?

Esta introspección fue vital. Comencé a responderme cada pregunta, comencé a analizar los recursos con los que contaba.

Es un Brainstorming. Quizá tengas muchas habilidades, pero hay una que sobresale. Quizá te gusta escribir de muchos temas, pero puede que haya alguno en especial que haya llamado mucho la atención cuando hablaste de ello en tu trabajo, con tus amigos o en un post que escribiste. No nos damos cuenta de la cantidad de habilidades que vamos adquiriendo a lo largo de nuestra experiencia. Pero, tiene que haber algo que te haga un click. Ese click es el que debes explotar, desarrollar, aprovechar…como quieras llamarlo.

Me encanta escribir, me encanta investigar y planificar. Crear y amoldar proyectos. ¿Pero cuál? Resulta que cuento con un Blog que, para ese momento, tenía algo abandonado. Siempre por la falta de tiempo y porque, por cosas de la vida, no siguió el camino que hubiese querido. En 2014 comencé esa aventura, cuando el Feminismo empezaba a tomar cada vez más impulso. La situación y derechos de la mujer y niñas es un tema que siempre sigo de cerca, porque miles de cosas me indignan. Y me di cuenta de que uno de mis artículos tenía infinidad de visitas. Justo ese, sobre la historia del Feminismo. Comencé a releerlo, a reeditarlo; a leer todos los demás artículos hacia los que me dirigía y decidí seguir rescatando antiguos posts, a actualizar cifras, hechos y seguir el camino que quería seguir.

Te cuento todo esto porque quiero que entiendas cómo llegué al objetivo que tú y yo tenemos: autopublicar en Amazon. Da igual el tema, da igual la habilidad con la que cuentas y a partir de ella comiences a escribir, da igual la experiencia que quieras contar. Lo importante es que te analices y estudies todo a tu alrededor. Es así que comencé a escribir mi libro

Paso 2

Investigar y escribir

Comencé a investigar, anotar fuentes, actualizar cifras, guardar citas, buscar publicaciones actualizadas sobre los temas que iba a tratar. Debía de, además, estructurar lo que quería hacer y cómo hacerlo. Debía buscar una relación en todo el libro.

Escribe todo lo que tengas en mente. Investigando, se te abrirá más, te lloverán más ideas. Sobre todo, anota todas las fuentes. Si no tienes una base escrita, comienza a hacerlo. No importa que no tengas idea plena de lo que quieres escribir, pero comienza a escribir las ideas que tienes en mente. Si no lo haces, luego lo olvidas. Yo creo en la “escritura automática” y creo en ella porque es como si te estuviera calentando la mente, ejercitándola y va permitiendo que comiencen a trabajar todos tus sentidos. Las ideas afloran y las conexiones también.

Tengo un amigo, autor venezolano, que autopublicó en Amazon hace unos meses también, que me contó uno de sus secretos. A medida que iba escribiendo, desarrollando un capítulo, al final de cada página tenía un espacio para anotaciones. Para seros sincera, no recuerdo bien cómo lo había creado y no sé si preguntarle porque quizá no quiera que descubra una de sus técnicas (jeje); pero os vale si insertáis comentarios (os vais a Revisar y allí click en «nuevo comentario») y es perfecto porque a mi me pasa que estoy escribiendo o corrigiendo y se me están viniendo ideas a la cabeza que debo anotar. Y si preferís…pues papel y lápiz…

Tienes que tener los ojos muy abiertos y la mente despierta y atenta, para que no se te escape nada de lo que deseas escribir. En mi caso, es principalmente un trabajo basado en cifras, análisis y publicaciones; por lo tanto, es importante para mí anotar todas las fuentes, pero al mismo tiempo, opinar al respecto, dejarme indignar y maravillarme y ser optimista. Tratar de que mis emociones no se escondan, pero manteniendo siempre muy en claro que principalmente mi trabajo son hechos reales y cifras.

No te pongas trabas. Relájate. Déjate llevar. Deja que las ideas fluyan. Deja que la escritura te guíe. Busca un refugio y olvídate del mundo.

Trata de estructurar lo que quieres. Puedes hacer una especie de tabla de contenidos. Pero lo ideal, es ver como vas creando ese contenido. Al habilitar la “Navegación” en word, en la sección de “Títulos” vas viendo toda la estructura. Para ello, en cada título de capítulo o sección debes aplicar  los estilos de word.

Una vez que tengas todo el material, que hayas escrito, que tengas toda la estructura, que hayas organizado los capítulos, hecho la biografía, la introducción, dedicatoria, etc,  viene el paso de la Edición y Corrección de Textos. Nota importante: el índice lo dejas para el momento en que vayas a formatear y maquetar. Puedes obtener información al respecto en el Blog de Valentina Truneanu.

Paso 3

Editar y Corregir

Hace mucho que edito y corrijo textos, pero aunque tengáis la misma experiencia y, en caso de que no podáis daros el lujo de contratar un Corrector o Correctora,  os voy a recomendar un curso: Corrección, estilo y variaciones de la Lengua Española de la Universidad Autónoma de Barcelona. Lo hice a través de Coursera y es gratis. Es muy bueno, aunque no muy completo, pero te abre las ganas de saber más, de ser minucioso, de entender muchos errores que solemos cometer y que estaban imperceptibles para nosotros.

Pero, además, hay dos recursos que son fundamentales: Gramática de la RAE y Fundéu. Por ejemplo, ¿sabías que «expareja» se escribe como lo ves y no “ex pareja” o “ex – pareja”; o que ya la “o” que va entre dos números no lleva acento (3 o 4) o que se escribe “poselectoral” o “posguerra” y no “postelectoral” o “postguerra”? ¿O que «rey», «reina», «reyes», «princesa», «infanta» y «doña» deben escribirse en minúscula, también según Fundéu? (esto último, lo acabo de leer en Linkedin de una excelente profesional como los es Patricia Martínez Fernández). Quizá digas que son tonterías, pero no lo son. Es necesario que cuentes con las herramientas necesarias siempre a la hora de escribir. Pero, también os recomendaría otros recursos, pues hoy es vital trabajar con un «lenguaje inclusivo». No voy a profundizar en este punto, porque terminaría escribiendo solo sobre esto. Pero, os recomiendo que leáis a María Martín y su libro «Ni por favor ni por favora: Cómo hablar con lenguaje inclusivo sin que se note (demasiado)»

Por otro lado, aunque no debes depender de la revisión ortográfica y gramatical de word, sí debes habilitarlo para ver cuáles son los errores que has omitido. No confíes en correctores automáticos. Pero haz click en «revisar documento» de word como herramienta. A mí no me gustaba, pero después de todas las correcciones realizadas, hice el barrido con este recurso de word. Y excelente, porque además de los errores, te señala los espacios que tienes dobles, por ejemplo, o los signos de puntuación mal utilizados. Estas son cosas con las que tienes que tener mucho cuidado y que Valentina te va explicando en su curso y en sus artículos.

Corregí miles de veces. Edité millones de veces. Pensé que no terminaría nunca. Leía en voz alta, en voz baja. Cuando me dije, “ok Marita, todo perfecto”; decidí hacer un paréntesis y enviárselo a otra persona.

En mi caso, a mi madre que es filóloga y muy quisquillosa con todo. Lo cual es ideal.

Volví a hacer varias correcciones que me indicó. Y, cuando me dije, una vez más, “Marita, ahora sí”, decidí, otra vez más, revisar el documento con la herramienta de word…

Paso 4

Limpieza de Formato

Este era el paso que más me preocupaba porque, sencillamente, no lo sabía hacer. Pero aprendí y tú también puedes hacerlo. Tienes que cuidar que no haya espacios adicionales entre palabras, que no hayan espacios al comenzar párrafos (a no ser que sea una sangría), que insertes debidamente los «saltos de página» y que no crees la sangría con el espaciador. Miles de cosas. Si no lo haces correctamente, a la hora de subirlo a Amazon, no verás tu libro como debes.

Por ejemplo, os indico sólo dos fórmulas que aprendí para que tengáis idea de la limpieza de formato:

Eliminar espacios al inicio de un párrafo:
Buscar: ^p^w
Reemplazar: ^p
(Revisar manualmente la primera línea del documento)

Eliminar espacios al final de un párrafo:
Buscar: ^w^p
Reemplazar: ^p

 

Tienes también que revisar los enlaces, las imágenes, muchas cosas.

Una vez que hayas seguido todos los pasos que te indican, lo ideal (y fantástico) es descargar el Kindle Preview. Es fantástico porque allí puedes ver cómo se verá tu libro, si los enlaces funcionan correctamente, si tus fotos quedaron bien…

Paso 5

¿Y la portada?

Comencé a averiguar sobre diseñadoras para portadas. Descubrí que hay talento valiosísimo. Que tenemos mujeres ilustradoras maravillosas. Necesitaba que fuera mujer, por mi temática, y porque me entusiasmaba que así fuera. Pero, la verdad, que mi catastrófica situación económica me impedía contratar a alguien. Tenía yo que corregir, tenía yo que maquetar, tenía yo que subir el libro y tenía yo que diseñar la portada.

Cuando estaba subiendo el libro a Amazon, intenté probar con el Creador de portada de Amazon.  Sinceramente, horrible. Esta opción se habilita cuando estás subiendo tu manuscrito. No era lo que quería. O yo no sé utilizarlo. Así que aterricé en Canva, que lo sé manejar…¡y voilá!

Paso 6

El diseño de la portada: hágalo usted misma

He aprendido a manejar Canva a fuerza de necesidad. Hace dos años que desarrollo mil ideas y descubro cada vez nuevas cosas. Además, me gusta hacerlo.

Así que me hice, primero que nada, unas portadas modelo: 4 alternativas. Las pasé a algunas mujeres feministas, a hombres, a mi madre (por supuesto, porque es super crítica) y a mujeres que no se definían feministas. Y más o menos ganó una….

Os comento esto, porque es lo ideal que debéis hacer, porque a veces uno piensa que la que a uno le gusta, es la que va a resultar perfecta. Y no. Descubres que nada comunica. Así que comencé a trabajar una de mis portadas ganadoras. Pero…y aquí viene el «pero».

¡¿Cómo podía hacer unos efectos donde las palabras siguieran la dirección del círculo?!  ¡Oh Diossss! Canva no me permitía modificar imágenes.

Pues bien, Corel Draw y el período de prueba. En mi vida lo había manejado, pero a fuerza de darle y darle, desde la mañana hasta la madrugada, lo logré.

A ver, sé que no es una portada perfecta, pero tampoco la quería perfecta. Lo que necesitaba era que el mensaje fuera claro y debía ya salir al mercado.

paso 7

subirlo a amazon

Te di dos enlaces para este proceso,  el de Mariana Eguaras y el de Web Empresa. Con estos dos enlaces puedes subirlo sin problemas. Pero, sólo comentar dos cosas. La primera es que, una vez que hayas subido tu manuscrito y portada, descargues tu libro para revisarlo en la plataforma del Kindle Reader, tal y como lo vería quien lo adquiere.:

Opciones del Previewer descargable > Previsualizar en tu equipo> Descargue y Abra el archivo convertido de su libro: MOBI

Y, por otro lado, es importante que tengas tu página en «Author Central» de Amazon. Allí no solo puedes tener tu biografía, todos los libros que has escrito sino que también puedes enlazar tus blogs.

 

Paso 8

Ya lo subí. ¿Y ya?

Listo, lo subí, lo puse en Preventa y comencé con la publicidad. Promociones en Canva, por supuesto, jeje. Ahí, ya tienes que ver bien cómo lograr promocionar. No es fácil y tampoco os puedo contar resultados porque apenas acabo de publicar.

Pero una de las cosas que estoy haciendo es seguir utilizando mi experiencia y, en este caso, en Comunicaciones. Preparé una Nota de Prensa. Comencé a indagar cómo enviarla y descubrí dos servicios gratuitos de envío de Notas de Prensa: Iberian Press y Wikipec. Decidí probar después de leer a uno de mis redactores favoritos que siempre me da excelentes ideas en sus artículos, Roger García y su Blog, El Redactor Freelance: Comparativa de servicios para enviar notas de prensa

La verdad, no creo que estos servicios hayan resultado. Quizá la versión paga sí. No lo sé. Pero, seguí el último consejo de Roger y el que ya tenía en mente antes de leerlo. Comenzar a hacer mi propia base de datos y empezar el envío de mis notas de prensa…Y uno de mis canales, muy efectivos, fue Twitter.

Unas palabras más…

Este ha sido un resumen de toda mi experiencia. Entre marzo y abril comencé a revisar todo el material que tenía y a hacer mi introspección. Comencé con las investigaciones, comencé a escribir y a organizar todo el material. A finales de mayo, me ocupé de hacer los cursos en Molpe y el día 20 julio ya tenía mi manuscrito y la portada subidos en Amazon. Lo puse en Preventa, siendo su lanzamiento el día 29. Muy bien, porque me daba tiempo de hacer cualquier cambio o corrección (ya que hasta el día 25 podía subir, cuantas veces quisiera, nuevas versiones). Pero también, podía ir promocionando mi libro. Y así hice.

Espero que de algo os haya servido mi experiencia. Si tenéis alguna duda o queréis que os cuente más en detalle alguno de los aspectos, solo tienes que escribirme a: marita.seara@edicionesbolboreta.eu

Y, sobre todo, si me lees y eres alguien con experiencia, compártela y danos tips y consejos. Serán muy valiosos.

Espero tengáis éxito. Mientras tanto, ya estoy trabajando en mi segundo proyecto. Puedes leer más artículos en mis blogs Voces Visibles,  o aquí en Ediciones Bolboreta.

 

¿Tienes un proyecto que apoya la Igualdad de Género?

Si tienes un proyecto que apoya la Igualdad de Género, estoy aquí para apoyarte.

Estoy contactando asociaciones de empresarias, consultorías de género, organizaciones y autónomas que tienen Blogs, Sitios Web y otros proyectos relacionados con Feminismo y todos aquellos temas relacionados de una u otra manera con la situación de mujeres y niñas, para apoyarles con mis servicios. Si estás leyendo esta entrada y no tienes en mente un proyecto de este tipo, sólo te pido 3 cosas:

1.- Si conocéis a alguien que veáis que puedo apoyar, compartir y hacerles llegar mi propuesta.

2.- Ayudarme facilitándome contactos o el nombre de asociaciones, consultoras de género o autónomas con proyectos como los que os menciono.

3.- Darme ideas para poder llegar con mi propuesta.

Aquí te muestro todo lo que puedo hacer por ti:

SERVICIOS DE COMUNICACIÓN CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

Graciñas  😀

 

Oporto: la ciudad de los azulejos y la bebida de los dioses

Oporto me hace sentir en casa. Es mi Galicia portuguesa.

Portugal fue un descubrimiento para mi. Ir a bordo de Vicky (nuestro viejo – más bien «vieja»- Land Rover 101), despreocupándome de todo, no tiene precio. Manu tenía su ruta muy clara. Yo sólo asomaba mi rostro, sentía la brisa y disfrutaba esa hermosa costa verde que desde Nazaré me llenaba de asombro. Mi francés favorito tenía una fijación con Lisboa. Yo, con Oporto. Ya conocía esa bebida prodigiosa, ahora necesitaba conocer de dónde provenía.

Para mí, Oporto -y su acento- era un pedacito de mi. Tal vez, porque estaba cerca de mi terriña o terrinha… y, aunque amo nuestra “ñ”, estaba feliz siéndole infiel.

De repente, Manu me dice: «llegamos a Oporto». No sé dónde estaba, quería conocer esa ciudad de la que tanto me hablaban, pero creo que estábamos perdidos. Una vuelta por aquí, otra por allí, una calle estrecha, empedradas….y…no me preguntéis cómo, pero estábamos a punto de cruzar el famoso puente de Don Luis I. Luego, supe que estábamos en Vila Nova de Gaia, la zona de las bodegas de este vino dulce. Al frente, la enigmática ciudad de Oporto o Porto.

Foto de Manu Delacroix

Oporto, la ciudad que ha dado nombre a Portugal, antiguamente Cale, era una pequeña aldea celta ubicada en la desembocadura del Duero a la que los romanos añadieron un puerto, puerto de Cale «Portus Cale», origen del topónimo Portugal.

Foto de Marita Seara

Antes de entrar enOporto, quiero detenerme en el medio de este puente. Deleitarme con el Río Duero, escuchar a lo lejos unas gaitas (que para mí suenan a Galicia) y enterarme de que, cuando salió a concurso el diseño de este hermoso puente, el mismísimo Gustave Eiffel (…sí, el de la Torre Eiffel) fue descartado. El diseño ganador corresponde al ingeniero alemán Téophile Seyrig, discípulo de Eiffel, quien se hizo con esta magnífica obra concluida en 1886.

Los techos rojos, el colorido, el olor a antaño, el movimiento, te atrapa, te atrae. Como siempre, vas con un poco de miedo porque no sabes en qué momento te encontrarás con una estrecha callejuela o un tranvía muy cerca de ti. Pero tuvimos suerte y logramos aparcar. Como toda ciudad turística, en verano es un poco asfixiante visitar…pero no por el calor (que no se sentía por aquí) sino por la cantidad de gente. Lisboa le gana en visitas, pero, para seros honesta, no cambio a Oporto por Lisboa. Aquí se conserva lo que yo quería ver: los azulejos.

Iglesia de San Idelfonso. Foto de Marita Seara

Los azulejos fueron traídos a Oporto desde Sevilla por Manuel I de Portugal en el siglo XV y, desde entonces, las fachadas de casas e Iglesias se visten de esta hermosa cerámica. Fue la Iglesia de San Ildefonso la que nos atrapó. Sola en la cima te advierte de la ciudad que estás a punto de atravesar mientras que las nubes tejiendo de manera muy especial ese cielo azul intenso iban enseñándonos como hacían juego con las fachadas y sus azulejos.

Estación de tren SÃo Bento


Con nuestro plano en mano, llegamos a esta estación que dicen es una de las más hermosas del mundo. Fue construida a comienzos del siglo XX y su vestíbulo exhibe 20.000 azulejos que representan momentos históricos del país. No te puedes ir sin antes visitarla, aunque esté invadida de gente.

Por la Iglesia de San Francisco apenas pasamos. No pudimos entrar, pero me enteré de que su interior tiene tres naves revestidas con tallas doradas, en las que se cree que se emplearon más de 300 kilos de polvo de oro.

El Paseo de Santo Ildefonso nos hacía sentir como en un museo. Mirábamos a un lado, al otro y hacia arriba y el asombro de lo hermoso no se apartaba de nuestro rostro. Una de estas obras es la Capela das Almas de Santa Catarina, cuyas cerámicas nos recrean la vida de San Francisco de Asis y Santa Catarina.

Oporto hay que caminarlo primero. Luego detenerte en cada monumento…y luego comer…

No me lo podía creer. ¡5€ el menú! En el Restaurante Churrasquería Brasil era posible y muchísima gente lo sabía.  En la zona llamada Vitoria, disfrutamos una deliciosa comida típica y un vino de la casa que sabía a gloria. A mi lado, unos gallegos….y es que estaba muy cerquita de Galicia….

Antes de dejar la ciudad de Oporto, lo que sí debéis hacer al finalizar vuestra caminata, es llegar hasta la Ribeiro, a orillas del Duero y, si queréis, navegar en rabelo, el barco tradicional que antaño servía para transportar la uva hasta las bodegas, habéis llegado al mejor lugar. Sino,  tenéis varias opciones: sentaros solo para dedicaros a la contemplación o acercaros a uno de los numerosos bares a degustar una copita de Oporto….

Parece que la guerra declarada entre Inglaterra y Francia en 1678 es la causante de que hoy podamos disfrutar este vino. Al no poder seguir importando los vinos de Burdeos, los ingleses posaron sus ojos al otro lado del Duero. Ahora, ¿qué tienen que ver los ingleses con esta bebida? Al parecer, mucho. Se dice, que para soportar la travesía por el Atlántico, adoptaron la técnica de un monasterio en la localidad portuguesa de Lamego: añadir brandy al vino durante la fermentación. Como resultado: mayor contenido de alcohol y un sabor más dulce.

Esta es la explicación de que veamos numerosas casas vinícolas inglesas en esta zona de Portugal. Si queréis profundizar en los tipos de oporto o cómo se produce leed este artículo con el que me encontré y que creo que a los amantes de esta bebida os encantará: Del rugby al vinagre. Oporto: sepa usted lo que está bebiendo 

el camino portugués…DE UN LANDROVERO

Después de estar exhaustos de tanto caminar en Oporto, llegamos a nuestro espacio. Salimos rumbo a Viana do Castelo, ya casi en la frontera con Galicia.

Manu buscaba las rutas que lo llevaban por la costa y siempre comer y dormir frente al mar; así que cruzábamos pueblos con calles super estrechas que nos conducían a lugares mágicos, como la Playa de Belinho, llena de  algas, piedras y moluscos… y en la cual se dice que se pueden pescar pulpos. No sé si era verdad, pero «pescamos» a alguien preparándose para bucear y pescar…

Foto de Marita Seara

Luego, casi tropezamos con el Mosteiro de Sao Romao de Neiva, en el Municipio Viana do Castelo el cual, es sencillamente espectacular. No pudimos entrar porque en ese momento se celebraba un matrimonio.  Se dice que este monasterio data de 1022. Pero, lo mejor nos esperaba en frente. Más de 200 escalones…yo creo que 300 ó 400 o no sé…pero llegué exhausta a la cima. Mientras subes las escaleras, a los lados se recreaba el viacrucis hasta alcanzar la cima donde te espera una pequeña capilla y una magnífica vista. Al llegar a la cima, nos dimos cuenta que podíamos haber llegado en coche…

Foto de Manu Delacroix

Ya en Viana de Castelo no podía dejar de subir a Santuário de Santa Luziadedicado al Sagrado Corazón de Jesús. Da igual si eres o no religioso. Es fascinante; sobre todo, la vista del valle portugués.

Foto de Manu Delacroix

Era hora de buscar dónde dormir. La aplicación de Manu,  Park4Night,  nos guió por una ruta que me recordaba a Galicia. Pueblos, playas, gente, llegamos a un punto donde obligatoriamente había que detenerse: un Discovery 1, un albergue al frente y peregrinos del camino de Santiago. Ese era el lugar: el Albergue Casa do Sardão.

Manu estaba maravillado con el Disco y Hugo (el dueño del albergue) con Vicky. Este amor mutuo permitió que durmiéramos con Vicky en el parking del albergue. Entrar era, por supuesto, conseguirnos con otro primo de Vicky. Un Defender. No sé si podréis hacer lo mismo que nosotros, pero yo creo que si sois landroveros, seguro os abrirá sus puertas como a nosotros. El albergue de Hugo es para los peregrinos del camino. Pagan una pequeña cantidad y tienen derecho dormir, a la hermosa estadía, a una pequeña piscina y áreas comunes, como la cocina donde pueden preparar sus alimentos.

Foto de Marita Seara en Albergue Casa do Sardão

Este portugués apasionado de Land Rover  tiene 3 años con el albergue en un camino obligado de Santiago. La playa está muy cerca. Puedes verla desde el albergue. Hugo vivía en Africa y enseñaba a profesores: «cuando enseñas a un profesor, abarcas a más niños que si enseñas directamente a un niño”. Decidió cambiar su vida y creó el albergue en casa de su abuela. Una señora muy bella que quiere estar donde hay gente, sentarse al sol y subir y bajar esas escaleras que pone de los nervios a Hugo cuando ella las camina. No pude saber lo que enseñaba este portugués en África porque su pasión, en ese momento, era hablar sólo de Land Rover…

Dejamos atrás este pequeño y maravilloso refugio y ya la emoción comenzaba a apoderarse de mi. ¡Ya estaba a menos de una hora de Galicia!

Aquí os dejo un vídeo hecho por Manú con algunos de nuestros mágicos momentos en esta ciudad de ensueño.

 

 

Lisboa: la ciudad de la «saudade»

«Despertar de la ciudad de Lisboa, más tarde que las otras,/ Despertar la Rua do Ouro/ Despertar el Rossio, a las puertas de los cafés/ Despertar/ Y en medio de todo la estación, que nunca duerme,/ Como un corazón que tiene que pulsar a través de la vigilia y del sueño».
Fernando Pessoa

 

Foto de Manu Delacroix en Seixal. Al frente Lisboa

Por Marita Seara.- Llegamos a Lisboa cruzando España en nuestro viejo Land Rover. Una ambulancia que hizo su cometido en la Guerra del Golfo y que ahora nos acompaña a donde vamos. Manu, tenía muy claro por dónde quería ir (y Vicky también). Su ruta estaba muy bien planificada. Yo, aunque mi fin principal era llegar a mi terriña gallega, poco a poco la portuguesa iba enamorándome. Los azulejos, el acento, el bacalao, esa costa verde tan hipnotizante y esa saudade que a veces te acompaña cuando vas dejando atrás cada una de las ciudades y pueblos lusos.

Dormimos en una playa en Seixal. No es una ciudad bonita pero la aplicación de Manu nos llevó a una playa llena de arboles. Se trata de Park4night. Efectivamente te encuentras a través de ella con lugares que algo especial te aportan: un paisaje, un ambiente, una ubicación. Porque son los comentarios los que te van llevando al lugar en el que deseas descansar.

Foto de Manu Delacroix

Foto de Manu Delacroix en Seixal

Esta playa no era especialmente la mejor. Os diría que tiene mucho por mejorar. En una parte de ella parece que sus visitantes olvidaban que podrían tirar las botellas y papeles en una bolsita y luego encontrar el mejor lugar pare ello. Sin comentar la sorpresa que podéis ver en la foto…

Pero en la otra parte de esta playa, te apetecía pasar la noche frente a esos colores que el cielo te ofrecía y la vista de una ciudad de la que siempre escuchaste y que con los fados te hacía soñar. Sí, os hablo de Lisboa.  Cenamos spaguettis mmmmm y a dormir. Las noches se me hacían larguísimas y a las 6 ya mis ojos estaban abiertos. Ademas, me iba a conseguir con una amiga muy querida en Lisboa

Lo primero que me impresionó (y encantó) fue ver desde las afueras las vías del tranvía. Yo no tenia que preocuparme por donde íbamos, pero, de alguna manera, la ruta me recordaba a Caracas y me decía…¿pero será que fue Magallanes quien descubrió a América?

Rumbo a la «Estrela«

Foto de Manu Delacroix

Atravesamos el río Tajo a través de un rojo puente colgante, o Ponte 25 de Abril,  que debe su nombre a la fecha en que se restauró la democracia en el país luso, en 1974. Sus casi 2 kilómetros son hoy día uno de los íconos de Lisboa. Mientras lo atraviesas, no puedes dejar de apartar la vista del Cristo Rei que con sus brazos abiertos te hace pensar que no vas a Lisboa sino a Río de Janeiro.  A 113 metros sobre el nivel del Tajo, esta imponente obra de 28 metros de altura fue construida por el escultor portugués Francisco Franco de Sousa, inspirado en el ícono brasileño. El origen del «Cristo Rei» portugués se remonta a 1934, «cuando el entonces Cardenal de Lisboa viajó a Río de Janeiro quedó tan impactado por el Cristo Redentor que a su vuelta a Portugal comenzó a recaudar fondos para erigir en Lisboa un monumento similar».

La emoción era grande. Estábamos a punto de entrar a Lisboa. Pero podríamos no haber entrado. Estaba muy mal señalizada. Para entrar debes pagar un peaje de casi 5 euros. Pero valía la pena pagarlo sólo por ver la cara del chico del peaje:  super emocionado al ver a Vicky. Manu dice que era por mi (jejejeje), pero creo que era por Vicky. El chico habló en ingles. Mucha gente habla en ingles y eso nos impresionó…porque hasta el que menos piensas, lo hace.

Foto de Marita Seara

Si no conoces Lisboa y no te has leído nada sobre los nombres de los puntos de interés, estás perdid@. Debíamos ir a la Praça do Comercio, pero  terminamos en la Basílica da Estrela que es hermosa. Tuvimos la gran suerte de conseguir dónde aparcar. Esta hermosa iglesia es Neoclásica.  Y puedes verla sin pagar ni medio euro, cosa que no pasa en muchos lugares. La Virgen de Fátima, por supuesto; un cristo que me recuerda la Semana Santa y un Belén medieval hermoso, compuesto por más de 500 figuras en corcho y terracota, que por 1 euro puedes disfrutar unos minutos. La Basílica, cuyo nombre oficial es del Sagrado Corazón de Jesús, existe gracias al deseo de la reina María I quien prometió construirla si llegaba a tener un niño heredero del trono. Ya vemos que fue posible y en 1779 comenzó su construcción.

Foto de Marita Seara

Nos paseamos, un parque bello con unas plantas escritas por doquier. Curiosa forma de expresar ¿arte? ¿amor? Triste. La casa de Pessoa esta cerca y en rehabilitación. Pensé encontrarme con mas edificaciones con los azulejos típicos, pero parece que están reservados para Oporto.

Pasamos 45 minutos caminando hasta el centro. Estábamos un tanto desorientados. Debíamos ir a la Praça do Comércio. Bien. Fuimos en coche (error). Fue horrible tratar de conseguir parking. Dos cruceros en el puerto, el gentío como hormigas y, claro, verano. Una locura. Cuando Manu me dice: «aprovecha a tomar fotos desde Vicky que lo mas seguro es que pasemos de largo”. Casi me infarto. Empece a rezar a todos los santos y a la Virgen de Fátima: ¡¡¡por supuesto!!!. Lo conseguimos. Mis rezos son un éxito ( a veces).

Era hora de caminar más por las calles hermosas, llenas de turistas, de restaurantes y de tiendas de recuerdos (todas estaban en manos de pakistanies). Y si queréis enviar una postal, no se os ocurra comprar las estampillas en estas tiendas…porque nos vendieron una a ¡1 euro 30! Pero, caminar por esas calles te trae muchas sorpresas. En nuestro trayecto se nos acercaron a vender marihuana, hachís y cocaína.  Así es. ¿Es legal? No lo creo. Creo que no éramos los únicos. Habían unos españoles que no paraban de comentar una situación similar.

Donde comienza Lisboa

Foto de Marita Seara

La Praça do Comércio es sencillamente hermosa. Fue allí donde, por 200 años, se se situó el Palacio Real, destruido por el sismo de 1755. Era aquí donde llegaban los barcos mercantes, los embajadores y la realeza, pues allí se estableció la corte real en el siglo XVI. Su nombre es un homenaje a los comerciantes de Lisboa, ya que dicha plaza pudo construirse gracias el impuesto que pagaban sobre las mercancías importadas. El gran terremoto de Lisboa se sucedió en el 1 de noviembre, Día de todos los Santos y causó la muerte de entre 60 y 100 mil personas. Alcanzó los 9 grados aproximadamente en la escala de Richter y fue seguido por tres tsunami de entre 6 y 20 metros de altura e incendios que causaron la destrucción casi total de Lisboa.

Fuente: El Mundo

«Aunque generalmente se le llama terremoto de Lisboa, fue en España y Portugal donde la sacudida alcanzó su mayor violencia, sus efectos se extendieron por la mayor parte de Europa, África y América. Se sintió en Groenlandia, las Antillas, Madeira, Noruega, Suecia, Gran Bretaña e Irlanda. La conmoción fue casi tan violenta en África como en Europa. Gran parte de Argel fue destruida; y a corta distancia de Marruecos, un pueblo de ocho a diez mil habitantes desapareció. Una ola formidable barrió las costas de España y África, sumergiendo ciudades y causando inmensa desolación» Wikipedia

La Praça do Comércio era la puerta de Lisboa y hoy lo sigue siendo. El Arco Triunfal da Rua Augusta fue diseñado como homenaje a la ciudad después del terrible terremoto. La plaza está orientada hacia el río Tajo, mide 177 por 192,5 metros y está rodeada por 86 arcos.

Es Jorge I quien presencia el día a día en el medio de la Plaza y el Arco Triunfal el que nos invita a conocer más de Lisboa. Era un ir y venir, el tranvía va y viene, la gente no se detiene y es que, estoy segura que ir en una época que no sea verano, nos debe llenar de sosiego y nos permitiría sentarnos por horas al lado de Jorge I contemplando el mar que nos lleva a las Américas y la hermosa arquitectura.

Hacia el encuentro

Foto de Marita Seara

El calor ese día era verdaderamente intenso. Recorrimos toda la rua Augusta y yo no dejaba de ver las vitrinas, la cerámica lusa, los colores azules hacían que mis ojos se quedaran casi pegados. Y es que los azulejos son la identidad de Portugal.  El término azulejo proviene del árabe «al-zulaich», que significa «pequeña piedra pulida». Según leí, reflejan no solo los estilos europeos sino de otras culturas como la árabe, «visible en las primeras aplicaciones que se remontan a los siglos XV y XVI (…) Llegaron por la vía castellana, siendo importados desde los principales centros productores de la Península Ibérica: Sevilla, Valencia, Málaga y Toledo. Eran los llamados patrones hispano-moriscos, con motivos geométricos y de lacerías, y más tarde también con motivos vegetales».

Foto de Manu Delacroix

Nos íbamos adentrando por estas calles llenas de tanta historia con la finalidad de encontrarme con una gran amiga. Olga.  Llegamos a la plaza Rossio (llamada hoy Don Pedro IV) y comimos en un lugar fundado en 1840, A Tendinha do Rossio. Muy peculiar, baratísima y rápida. Lo típico de Portugal lo encuentras aquí. Comimos una especia de pastelitos de bacalao, croquetas y, claro, cerveja  bien fría. De ahí a tomar café y si no quieres un expresso pide un pingado: un cortado.

Nos encontramos con Olga, hablamos y hablamos…y caminamos bajo un sol de más de 30 grados (que a mi me parecía de 40)

Foto de Manu Delacroix

Una de las experiencias lisboetas que todas las guía te dicen debes vivir, es subirte al Elevador.de Santa Justa. A 45 metros. No subimos. Alguien que conozco tiene vértigo… Así que, al menos, estuvimos cerca. Subimos, caminando, a la cima del elevador y nos deleitamos con una vista de techos rojos. Hermosa. Visitamos iglesias a doquier. Da igual si eres o no católico, la arquitectura es hermosa.

Llegamos a la Catedral. La entrada a parte de ella es gratis. No así con el Claustro y su tesoro.

Santa María Maior de Lisboa o Sé de Lisboa es la iglesia más antigua de Lisboa. De estilo románico, se inició su construcción en 1147 sobre una antigua mezquita tras reconquistar la ciudad a los musulmanes durante la Segunda Cruzada. Esta catedral fue construida en uno de los barrios más tradicionales: el barrio de Alfama, el mismo donde nació el fado, esa música melodiosa y melancólica que canta al amor, al olvido y al mar. Y le canta al mar porque fue la morada de pescadores y de la mezcla de culturas; judía, árabe y cristiana.

Nos despedimos de Olga y nos fuimos por el Alfame.

Foto de Manu Delacroix

Salir de Lisboa no me preocupaba. Manu tenía todo controlado. Vicky es como una Miss o una de esa actrices de antaño. Por donde pasa levanta pasiones en hombres, mujeres, niños, niñas…no importa la edad. Nosotr@s (mas yo), sonreímos por ella.

Hubiésemos querido permanecer más tiempo, sobre todo cuando, al salir, te encuentras con esos hermosos monumentos que ilustran la vida de Portugal, sus hazañas, sus descubrimientos…La Torre de Belem, la Iglesia, el Monasterio de los Jerónimos y el Monumento a los Descubrimientos, con forma de carabela, el cual fue construido en 1960 para recordar a los grandes navegantes y descubridores portugueses. Allí podrás percatarte del encuentro de numerosos personajes históricos, entre ellos Magallanes, Vasco de Gama y Camoens.

Cerca del Monasterio de los Jerónimos, que comenzó a construirse a principios del siglo XVI y refleja el estilo arquitectónico conocido como «manuelino» (mezcla de los estilos gótico y renacentista)  se encuentra la famosa pastelería Pastéis de Belém. Me enteré después y no sabéis como me arrepentí de no hacer una parada estratégica. Adoro los pasteles de nata…

Lisboa, la ciudad de la saudade, es tristeza, melancolía que te atrapa, que te atrae. Como decía el escritor Manuel de Melo: de “un bien que se padece y un mal que se disfruta”. Esto es la saudade…

Os dejo aquí un vídeo que hizo Manu con algunos de nuestros momentos en esta maravillosa ciudad.

¿Quieres un mecenas?…Prueba con Patreon

Por Marita Seara

Foto de Boudewijn Huysmans/ Unsplash

No recuerdo cómo llegué a Patreon y mucho menos a Ko-Fi. Seguramente fue parte de la búsqueda de iluminación, esa que necesitamos cuando ya llegamos a un punto en que nuestros ojos se abren a las 3 de la madrugada y no logran cerrarse por el torbellino de pensamientos que habitan en nuestra cabeza. Estos desvelos son los que me hicieron perderme en google buscando respuestas. En esos días estaba por publicar mi primer libro y, para seros honesta, estaba bien cansada. Me había convertido en una mujer maravilla: escribía, diseñaba, corregía, editaba, maquetaba, promocionaba, etc etc etc. Y no era porque me encantara ser toda una super woman (que está muy bien…a veces) sino porque simplemente no contaba con los recursos suficientes.

Hace tiempo que leo sobre crowfunding (o mecenazgo o micromecenazgo o patronazgo…todas estas palabras con las que te encuentras en google) y, aunque me atraía la idea, no terminaba de convencerme porque para poder hacer una campaña, debes también contar con recursos, conocimientos y profesionales que te apoyen.  En la antigüedad, tenías que ser descubirt@ y tropezarte con alguien o con una familia pudiente que financiara tu arte. Podría parecer más fácil ahora por la cantidad de plataformas y recursos tecnológicos, pero pienso que no lo es. Debes ser único, resaltar en esa jungla y lograr que un médici te consiga…Pero si algunos lo han logrado, ¿por qué no yo?

Como tú, estoy comenzando en todo esto. Así que, si consigues ser descubiert@ antes que yo, por favor no dejes de contarme. Pero, mientras tanto, tengo muchas lecturas por delante que quiero compartir contigo.

 

¿Cómo funciona todo esto?

Hablamos de un financiamiento colectivo, de un apoyo a tu proyecto a cambio de algo, de una recompensa. Como bien explica Denise Pontes en Liquid Capital, «los participantes deciden apoyar proyectos porque piensan que estos son geniales, lo cual significa que ellos quieren ser los primeros en tenerlos. A menudo, harán todo lo posible por ayudar a promover la idea entre sus amigos, familiares o aquellos que estén dispuestos a escucharlos en las redes sociales”.

Estoy totalmente de acuerdo. A partir de aquí obtienes seguidores fieles a tus proyectos; es decir, clientes. Velo de esa forma.

En esa madrugada de la que os cuento, tropecé con una página: Patreon, “el patronazgo de la era digital para artistas y creadores de contenido”. Patrons significa mecenas en castellano y en Patreon estamos para buscar mecenas. Personas que amen nuestra creación y que quieran disfrutar de lo que hacemos. Para mí, ha sido un excelente ejercicio porque me ha ayudado a enfocar algunos de los servicios que quiero ofrecer. Ha sido una especie de brainstorming.

Antes de decidir unirme a Patreon, por supuesto, me dediqué a investigar, a ver lo que otros hacían y los éxitos que obtenían. A veces uno se minimiza un poco y piensa “no podré lograrlo”, pero si estás convencid@ de tu talento, ¿por qué no puedes lograr enamorar? En esta búsqueda de madrugada me conseguí con alguien que realmente me enamoró y lo escogí como modelo.  Se trata de un periodista inglés afincado en Málaga. Matthew Bennett y The Spain Report

Tus niveles de membresía

Me encantó porque es muy claro. Sus “niveles de membresía” están muy bien definidos. Pensamos que es fácil. Pero no es fácil ofrecer tus servicios, profundizar en lo que haces día a día, desglosar muy bien lo que ofreces para que los demás te entiendan y se enganchen. Bennett ha sido mi modelo, sabe muy bien vender lo que hace. Porque puedes ser excelente profesional, pero si no sabes venderte, mostrarte…ya sabemos que el éxito no te acompañará.

Así que, una de las claves es la diferenciación, ser único. Y esto solo tú lo sabes. Indaga en ti, en lo que hace, en lo que los demás destacan de ti.

Entre las cosas (que parecen tontas) que me quitaban el sueño eran: ¿y cómo llamo a cada membresía o tipo de colaboración? ¿Qué es lo que me apasiona y cómo hacerlo creativamente? Parte de mi creación de contenido se enfoca en la situación de mujeres y niñas; así que decidí nombrar a cada membresía con el nombre de una mujer valiosa en la historia de la humanidad. Y así comencé….

Lo bueno con Patreon es que estos mecenas o seguidores no te patrocinan un proyecto (que pueden hacerlo si así lo deseas), sino que pueden apoyar lo que haces día a día. Y puedes darle el privilegio de leer primero que nadie lo que escribes antes de publicar, o regalarles tus libros, o permitirles aparecer en los créditos de tus proyectos o, hasta permitir que te aporten temas….

Puedes establecer diferentes niveles de “suscripción” (tiers). Una vez creados, puedes editarlos. Los mecenas, pueden darse de baja cuando lo deseen o pasar a otro tipo de suscripción que ofrezcas.

Pero, debes verla como una vitrina (un canal) en el que muestras todo lo que haces y ofreces. Puedes publicar posts, vídeos, trabajos fotográficos (tu objeto de creación) que tendrán el grado de privacidad que tú decidas. Hay piezas que pueden leer determinados mecenas, pero, pienso que lo ideal es que tengas uno o dos piezas públicas para que conozcan un poco de lo que escribes, lo que creas, lo que diseñas, lo que haces.

 

Ingresos por lo que te gusta hacer

“Cuando lo que haces gusta, es posible que alguien quiera pagar para que lo sigas haciendo”.  Estoy de acuerdo con esta afirmación de Byzness, pero no es tan simple. Hay que hacer más de lo que te gusta. Hay que planificarse, organizarse y tener un plan de cómo vender tus servicios. Hazlo con Patreon. No pierdes nada…y quizá ganes mucho.

Para recibir unos ingresos que te ayuden con tu proyecto, tienes que currártelo bastante. Bennett, por ejemplo, ofrece unos niveles de membresía que van desde 3 hasta 250 dólares por mes. Ofrece una serie de “recompensas” o servicios y mensualmente recibe $3646 de 437 patrons. Como bien comenta Fernando Franco en Byzness, cocreador de El Valle de los Tercos: “Es una fuente mensual de ingresos”.

 

¿Qué tan amigable es Patreon?

Entre los beneficios que se mencionan son: sistema de mensajería con los patrons o mecenas, la facilidad de publicación de contenido y las estadísticas sobre lecturas, likes, comentarios y crecimiento del canal.

Me detengo unos segundos en la publicación de posts. Yo comencé publicando algunos posts directamente en mi canal de Patreon, pero si tienes un blog de wordpress, como es mi caso, Patreon tiene un plugin que instalas en wordpress y cuando creas tus posts en esta plataforma puedes también publicarlos en Patreon eligiendo la privacidad y dentro de qué nivel de membresía lo quieres incluir.

También hay disponible ya una aplicación para Android y para IOS. Allí puedes subir tus posts, comunicarte con tus patreons, recibir notificaciones de nuevos mecenas, etc.

Por otro lado, os quiero mencionar una publicación de Global Investigative Journalism Network (GIJN) muy buena que te habla de las herramientas de las cuales puedes valerte para promocionar tu canal de Patreon o para crear en él. Dale click aquí y accedes al artículo. En este artículo nos menciona herramientas para hacer vídeos, para editar fotos o para hacer infografías. Yo añadiría una que para mi ha sido excelente sin necesidad de pagar ni un centavo. Esta es Canva. Aunque no puedes trabajar aquí los vídeos ni editar fotos, sí que puedes diseñar fantásticos posts para Facebook e Instagram y hacer desplegar tu creatividad para diseñar infografías. Una vez que te familiarizas, puedes crear diseños a partir de plantillas para hacerles totalmente diferentes.

Patreon nace en 2013 en San Francisco.  Jack Conte, un músico no muy conocido,  supongo que se desvelaba también todas las noches. Necesitaba y quería vivir de la música sin acudir a los canales tradicionales. E, indagando, se dio cuenta de que no existía una plataforma en la cual quien quisiera pudiera donar a sus creadores favoritos un aporte de dinero al instante  y por internet. Así fue como nació su aventura. Lee más en este artículo de Xataca. Y te dejo, además este vídeo:

https://youtu.be/wH-IDF809fQ

 

Necesitas tiempo y dedicación. De lo contrario, creo que no vale la pena. Pero, como ya comenté, Patreon es un buen ejercicio para buscar segmentarte, definir tus servicios e ir creando tu plataforma. El caso de Matthew Bennett creo que es un ejemplo. Todo está en comenzar, dedicarte y creo que no solo Patreon te ayudará a conseguir mecenas sino también te ayudará a captar clientes…

Y, para finalizar, quiero compartirte mi Patreon. Estoy aprendiendo como tú, pero la verdad que me gusta. Debo dedicarle más y en eso estoy…y si te gusta, pues échame una mano y compártela…

 

 

 

 

Nota: 

Fuente de la imagen destacada y del vídeo: Patreon

Ana Clara Picco y la invisibilización de la mujer en el arte

Por Marita Seara

Conocí a Ana Clara a través de Instagram. Un día me llegó un mensaje: “Soy artista visual e ilustradora. Soy feminista”. Fui a su perfil y, a partir de ahí, quedé enamorada de su trabajo, del colorido en su obra, de las miradas de sus mujeres, de la imperfección que las hace perfectas, de sus formas.

Ana Clara Picco nació al sur de Mendoza, Argentina, en un pequeño pueblo llamado General Alvear. La creación le viene desde muy pequeña, de su madre.

Esta artista argentina es una de esas jóvenes que, como muchas hoy día, gritan y reclaman sus derechos. Es una de esas artistas que lucha por la igualdad en una disciplina que, como todas, se inclina hacia los hombres. Forma parte de varias agrupaciones de mujeres artistas que reclaman sus derechos y “la injusta y clara elección mayoritaria de hombres para participar en festivales artísticos y proyectos estatales”. Ana reclama que las mujeres artistas hayan sido borradas de la historia, que se les encasille en estereotipos, que se les reconozca menos, que sus derechos salariales y laborales sean menores que los de sus compañeros.

“… la falla no está en nuestra inteligencia ni en las hormonas ni en la falta de pene, sino en un sistema opresivo y desalentador. Incluso, creo que para todas las desventajas y opresiones que han sufrido las mujeres a lo largo de la historia del arte, en este caso, es casi un milagro que ciertas mujeres hayan podido trascender con su obra. Y esto tiene que cambiar. Hay que cambiar activamente las instituciones sociales que estudian, impulsan, desarrollan y legitiman el arte”.

Tal vez, por ello, también es profesora, por esa necesidad de visibilizar a la mujer y, en su caso, a las artistas.

Os dejo esta entrevista que, por lo menos a mí, me llena de orgullo de ser mujer y de alegría porque, efectivamente, estamos en esa Cuarta Ola del Feminismo que como bien dice Rosa Cobo, se identifica no solo porque las redes sociales están llenas de mujeres que quieren un cambio, sino mujeres que sin miedo se dicen feministas, que salen a la calle a luchar y que demuestran que sí, que son iguales, que valen tanto como los hombres y que pueden llegar, incluso, más alto.

Voces Visibles: Primero que nada, quiero que me hables de ti y de tu obra y, sobre todo, de cómo llegaste a ser artista

Ana Clara:
Cuando estaba en cuarto año de Secundaria vi un concurso llamado “Arte contra la discriminación”, organizado por el Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo). Participé incitada por una amiga, con un cuadro en relieve que ganó en la categoría de “Escultura” y que representaba la discriminación a las personas pobres y la segregación entre clases sociales. El cuadro estaba hecho con materiales reciclados, metales, maderas, tierra, etc; un estilo que más tarde pude vincular al pintor, ilustrador y muralista argentino Antonio Berni, por ejemplo, con su serie “Juanito Laguna”, pero que en el momento yo desconocía.

Con esa obra gané y pasé a la exposición nacional, en Mar del Plata. Fue una experiencia maravillosa con la cual fui consciente por vez primera del arte como profesión. Volví decidida a estudiar Artes en la Universidad.

“Me gusta que el arte forme parte de todo”

Mi obra no tiene un solo estilo ni es uniforme. Creo que soy muy versátil, pero también va atravesando sus etapas, sus momentos determinados. Me gusta que el arte forme parte de todo; creo que es arte tanto un mural, como una maceta pintada o un mueble intervenido, una escultura, un grabado, un tejido, el color que elijo para una pared o una pintura en un cuadro. Hago de todo un poco, me permito romper esos estereotipos o cánones impuestos del “ARTE ARTE” de lo que es o no valioso, de lo que es arte menor o no. Es una decisión consciente y política para mí del arte.

En este momento, por ejemplo, estoy exponiendo mis collages en la Universidad, mientras en casa estoy interviniendo un mueble con flores e ilustrando un libro de poesía.

Me gusta mucho el color, pero también he tenido etapas donde solo he creado con tinta china negra. En este momento estoy más dedicada a la pintura con acrílico, el collage y la ilustración digital. Adaptando también mis formatos a la maternidad.

Soy madre de Simón y África, los dos muy pequeños. Está siendo todo un desafío para no dejar de crear, poder organizarme, dedicarle tiempo a mi profesión (también soy profesora de Artes Visuales), a ella y a él, y dividir las tareas con mi pareja que también es artista, músico, y trabaja mucho en casa. Pero nunca relegando nuestros deseos y sueños, poder ser madres y padres felices que aman lo que hacen, que -por ello- hacen más felices a sus hijos e hijas, para que no sientan culpa luego “de que no hicieron lo que amaban porque te tuvieron a vos”. Es más difícil con hijos/hijas, sí; no idealizo, es mucho más difícil, pero no es imposible.

Voces Visibles: En la descripción de tu perfil de las redes sociales, te refieres a “trabajadora de arte”. ¿Por qué hacer esta distinción? ¿Hay alguna diferencia entre trabajadora del arte y artista?

Ana Clara:
Llamarme “trabajadora del arte”, me quita un gran peso de encima. Me gusta mucho investigar y teorizar, entonces me enrosco con el concepto de arte (eurocéntrico, masculino, hegemónico, clasista) … ¿Quién es o no artista? ¿Cuál es la vara por la que te miden? ¿Quién pone las reglas del juego? Para que eso no me limite al crear, nombrarlo así lo baja del pedestal, del artista talentoso como genio iluminado. Me siento más libre, como una trabajadora más, una mujer, clase media baja, que ama crear, pintar, expresarse, decir algo a través de ciertas técnicas; una mujer que quiere dedicarse a ello, a vivir de la creación.

Lo llamo arte porque así lo llama ya el común de la gente y no pretendo entrar en planteamientos elitistas. Pero no porque me crea una talentosa “artista” iluminada por encima de otros o crea que mis trabajos sean todas “obras de arte”… Espero se entienda la diferencia.

La invisibilación de la mujer en el arte

Voces Visibles: Me dices que te apasiona toda la temática que cruza el arte y el género. ¿Por qué?

Ana Clara:
Hace ya varios años, comencé a militar activamente en el Feminismo. En relación puntual con el arte, noté, como en tantos otros ámbitos, que las mujeres fueron excluidas históricamente de academias, relegadas a ser modelos, objeto de observación, supeditadas a las mal llamadas artes menores, sin poder dedicarse de lleno a producir. Y las pocas que pudieron dedicarse fueron silenciadas, invisibilizadas, negadas o, incluso, se difundieron sus obras como si fuesen hechas por hombres. Como mujer artista en esta época en que vamos poco a poco conquistando más derechos -con mucho por hacer aún-, agradezco poder dedicarme a lo que amo, llevar las riendas de mi vida y no desconocer que en muchos aspectos estoy en desventaja con hombres artistas, pintores y muralistas, tanto en las oportunidades, como en la desigual remuneración por igual trabajo o en la posibilidad de acceder a cargos jerárquicos dentro del mundo de la cultura, por ejemplo.

Me interesa conocer obras de mujeres de las que nunca me enseñaron en la escuela, ni en ningún lado; me interesa visibilizarlas, identificarme o no con ellas, conocer sus historias.

Voces Visibles: ¿Cuáles dirías que son los estereotipos principales que enfrentan las mujeres en el arte?

Ana Clara: Creo que hay poca producción teórica y plástica desde una visión feminista o con perspectiva de género y hay como una idea generalizada sobre cuál es el “estilo femenino” o lo que puede producir una mujer; es decir, en general se dice que es más colorido, dulce, puro, tierno, florido. Muy asociado a la visión maternal e idealista del estereotipo del ser mujer. Discreto, no violento o de estética grotesca... Básicamente, creo que es todo lo que socialmente se espera de la mujer “tipo” trasladado a una visión estética del arte. No considero malo que así sea en algunos casos, como elección, pero no deberíamos dar por sentado que sea así en la generalidad.

Voces Visibles: Uno de los graves problemas que tenemos es la falta de referentes. En el arte no es una excepción. En la historia del arte que vemos en los colegios o institutos o universidades pareciera que las mujeres carecemos de genialidad, que no ha habido mujeres artistas importantes y de gran envergadura. La mujer está ausente. Me gustaría saber tu opinión y, sobre todo y, en especial, porque tú eres profesora. ¿Qué haces tú para combatir los estereotipos y este silencio en tus clases?
Ana Clara: Aquí hay dos aspectos importantes en los que me gustaría detenerme.

Por un lado, sí, puede ser que, aunque ha habido grandes y muy buenas artistas mujeres, no ha habido igual número de “genialidades” artistas femeninas como masculinas, pero esto no se debe a una cualidad de las mujeres en sí o a su falta de genialidad, sino a toda una estructura social de dominación muy sexista, que no permitió a las mujeres desarrollarse igual que a los hombres.

Igualmente, en el ámbito de la investigación estas mujeres no han sido ni apreciadas ni estudiadas lo suficiente; han sido negadas, invisibilizadas, menospreciadas.

Lo que quiero decir es que ese fenómeno es observable. Por eso luchamos las feministas, para cambiarlo, por que la falla no está en nuestra inteligencia ni en las hormonas ni en la falta de pene, sino en un sistema opresivo y desalentador. Incluso, creo que para todas las desventajas y opresiones que han sufrido las mujeres a lo largo de la historia del arte, en este caso, es casi un milagro que ciertas mujeres hayan podido trascender con su obra. Y esto tiene que cambiar. Hay que cambiar activamente las instituciones sociales que estudian, impulsan, desarrollan y legitiman el arte.

En mis clases, cuando trabajo referentes me propongo que, al menos, la mitad sean mujeres. Y no solo mujeres sino también artistas latinoamericanas. Por más increíble que parezca, aquí estudiamos referentes europeos del arte, la mayoría de las veces.

El año pasado, por ejemplo, trabajé en el nivel primario las artistas Frida Kahlo, Tarsila Do Amaral, Raquel Fluixá y varias pintoras mendocinas. Pero muchas veces, por más ganas que una tenga de trabajar en base a artistas mujeres, es tanta la invisibilización de su obra, que no hay buenas fotos, no hay documentales, vídeos ni libros; lo contrario ocurre con los artistas masculinos blancos.

Voces Visibles: Según leí en tu Facebook, estás dedicada al muralismo, pintura e ilustraciones. ¿Qué mujeres artistas, en estas disciplinas, te han marcado?

Ana Clara: Me gustan muchísimas artistas. De las que tengo en este momento en mente, te puedo hablar de las ilustradoras Marisol Misenta (Isol), Ana Llenas, Estrellita Caracol.

Como muralistas y pintoras Louise “Ouizi” Jones, Toia Grehan, mi amiga y “coequiper” Caro Diatomea, Lucía Coria.

La verdad es que, cuando a una le preguntan, cae en la cuenta de que conoce pocos nombres de artistas mujeres, o incluso que sus referentes son muchos hombres también; entonces, vuelves a caer en la cuenta de ese continuo esfuerzo que hay que hacer por investigar, visibilizar y apoyar a otras artistas mujeres.

Podéis seguir leyendo este artículo en mi blog Voces Visibles:

EN EL ARTE “LAS MUJERES NO HAN SIDO NI APRECIADAS NI ESTUDIADAS LO SUFICIENTE; HAN SIDO NEGADAS, INVISIBILIZADAS, MENOSPRECIADAS”

Cómo publicar un libro en Amazon y ser visible paso a paso

Hoy os invito a leer el artículo de nuestro invitado Alberto del Vado, quien nos explica paso a paso cómo autopublicar nuestras obras en Amazon. Me parece fantástico porque cuando comenzamos, necesitamos un guía tan dedicado como Alberto en su artículo. Nuestro autor se define como «un escritor a tiempo parcial». Es el autor de la novela negra «El sueño del koala» y tiene artículos interesantes en su blog Yo me publico.

 

Por Alberto del Vado

Es una realidad que, debido a sus características (facilidad de alcance, inmediatez, costes…), los libros electrónicos se han convertido en el formato más utilizado por los autores independientes para vender sus obras.

Otra realidad es que, de todas las plataformas disponibles para la venta de libros electrónicos, Amazon es la mayor librería online del mundo, y fue creada con la idea de ser referente en los libros autopublicados.

Los cifras a favor de Amazon son demoledoras:

  • El 80 % de los eBooks vendidos en España, los vende Amazon.
  • El 50 %, aproximadamente, de los eBooks que vende Amazon,  son de autores autopublicados; ojo al dato.

Los dos datos anteriores son extrapolables a, prácticamente, cualquier país del mundo. En resumen: Amazon crece de manera incontrolable,

Si autopublicas tus libros y quieres llegar a algún sitio tienes que estar en Amazon.

Los motivos que hacen que Amazon sea el líder del mercado de libros electrónicos son muchos. Yo destacaría estos diez:

  1. Popularidad
  2. Precios
  3. Facilidad de compra
  4. Fondo de libros (catálogo)
  5. Disponibilidad de autores (a los que no discrimina, solo cuentan las ventas)
  6. Sistema de recomendaciones
  7. Sistema de clasificación (categorías, novedades, los más populares, top 100 de pago y gratuitos…)
  8. Plataforma de publicación sencilla
  9. Renovación constante de su plataforma
  10. Múltiples sistemas de promoción

Y sabiendo esto, ¿quieres publicar tu obra en la mayor librería online del mundo? Pues estás de suerte porque encima es muy fácil (salvo por lo de tener que escribir primero un libro), y yo, que soy un tipo generoso, te voy a explicar paso a paso cómo hacerlo.

Puedes continuar leyendo este artículo, haciendo click en la web de Alberto del Vado, Yo me publico

Cómo publicar un libro en Amazon y ser visible paso a paso